image description

Proyectos

Todos los proyectos atraviesan una serie de etapas bien establecidas desde que nacen como una idea hasta que se concretan. Simplificadamente, éstas se pueden resumir en tres:

Estudios de prefactibilidad y factibilidad. En esta etapa los proyectos son estudiados al interior de la empresa para determinar su nivel de complejidad técnica, ambiental, jurídica y socio-política y evaluar su atractivo económico. En esta etapa se suele tratar la información de manera confidencial, por lo que estos proyectos tienden a ser desconocidos para el público general. Pero a veces aparecen en la prensa o son anunciados directamente por los desarrolladores, lo que puede corresponder a la necesidad de encontrar socios o levantar capital.

Estudio de impacto ambiental. Una vez que un proyecto es calificado como factible por el desarrollador y antes de poder comenzar con las obras la ley chilena exige que se realice una evaluación del impacto que este generará al medio ambiente. Esta evalución debe ser presentada al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), el organismo público dependiente del Ministerio del Medio Ambiente encargado de administrar el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). El SEA conduce el proceso de evaluación, desde el examen de admisibilidad hasta la elaboración y presentación del Informe Consolidado de la Evaluación de Impacto Ambiental (ICE) a la Comisión de Evaluación (art. 86 ley 20.417), instancia en la que se puede aprobar o rechazar el proyecto por votación de sus integrantes en base a la información contenida en el ICE.

El proyecto se puede ingresar utilizando el formato de DIA (Declaración de Impacto Ambiental) o EIA (Evaluación de Impacto Ambiental), dependiendo de las características del proyecto a desarrollar. Una DIA consiste en una declaración jurada en la que se declara que se cumple con la legislación ambiental vigente, acompañada de los antecedentes que sean procedentes, mientras que el EIA requiere de la presentación de estudios acabados, los que pueden tener bastante profundidad (más información sobre: contenido DIA/EIA y el proceso de evaluación). Por lo tanto, la tramitación de una DIA es más sencilla. Sus plazos de tramitación y costos asociados para el titular del proyecto suelen ser menores. Por lo general, proyectos pequeños y proyectos ERNC como minihidro y parques eólicos (aún de tamaño considerable) pueden acogerse al formato DIA, mientras que proyectos mayores deben ingresar con un EIA (más información: criterios que hacen exigible un EIA). Una vez presentado el proyecto a evaluación, existen básicamente 5 estados posibles de esta:

  • En calificación: Cuando el proyecto está siendo evaluado por el SEA.
  • No admitido: Cuando la información presentada no reúne las características necesarias para evaluar el proyecto. Por ejemplo, si se presentó una DIA cuando correspondía un EIA, que falte información esencial, etc.
  • Desistido: Cuando el desarrollador decide retirar el proyecto del proceso de evaluación. Esto puede deberse a la necesidad de realizar algún cambio.
  • Aprobado: Cuando el proyecto es aprobado ambientalmente y por ende cuenta con el permiso ambiental para su desarrollo mediante una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) positiva. Sin embargo, se puede requerir de otros permisos no ambientales, tales como permisos de construcción.
  • Rechazado: Cuando la Comisión de Evaluación vota negativamente por considerar que el proyecto, en base a la información contenida en el ICE, no cumple con la normativa ambiental vigente y por lo tanto no obtiene el permiso ambiental para su desarrollo.

Construcción. Una vez concluidos todos los estudios, obtenidos todos los permisos y si el desarrollador cuenta con financiamiento, se puede comenzar con la construcción física del proyecto. Esta se puede llevar a cabo en etapas (por ejemplo instalar la mitad de la potencia inicialmente y el resto en el futuro) o incluso puede reducirse el tamaño del proyecto, siempre y cuando no cambien (para peor) las características clave informadas cuando se obtuvo la aprobación ambiental.

Concluido el período de construcción, el proyecto entra en operación, con lo que cambia formalmente su estado y abandona la base de datos de proyectos para entrar en la base de centrales en operación.

La información que se puede encontrar en estas páginas se divide en una lista de proyectos que contiene información específica para cada proyecto de generación, una página de estadísticas que entrega una visión global de la cartera de proyectos en Chile y un mapa con la ubicación geográfica de estos. Adicionalmente, se incluye una sección con información detallada del proceso de evaluación ambiental y estadísticas asociadas.