image description

Inicio > Costos de la energía > ¿Solución para el problema energético?

¿Solución para el problema energético?

2013.12.19 Thermal

No es evidente qué problemas, de los que dificultan la creación de mayor capacidad de generación eléctrica, podrían resolverse con una empresa estatal… 

Chile necesita asegurar la generación de electricidad a precios razonables. No es lo que ocurre en la actualidad. Los precios que pagan los industriales resultan relativamente elevados: si bien las comparaciones no son siempre fáciles de hacer, serían más altos que los pagados por sus competidores latinoamericanos, estadounidenses, canadienses e incluso varios europeos. Esta realidad afecta la competitividad de nuestro país y es una importante responsable de la reducida productividad observada en la última década.

Todos los sectores coinciden en que es necesario enfrentar esta situación y asegurar una provisión continua a precios competitivos. Por cierto, debe hacerse cuidando el medio ambiente y los efectos sobre el entorno en que se emplazan las nuevas plantas de generación. Establecer un adecuado equilibrio entre ambos objetivos no es fácil, pero no por ello pueden escabullirse las definiciones. La legislación chilena las contempla, pero aun así no ha logrado ser suficientemente operativa. La tramitación de los proyectos se alarga más de lo que resulta razonable y en ocasiones sufren retrasos e impugnaciones judiciales o de otra naturaleza que son difíciles de comprender.

Este fenómeno es un reflejo de que no hay una visión compartida de cómo establecer el equilibrio entre el desarrollo de los proyectos y la protección del medio ambiente. Por cierto, ella está, a menudo, nublada por intereses particulares que buscan compensaciones exageradas o que privilegian la mantención de un medio ambiente inalterado, definición que se aparta de las directrices definidas en nuestra institucionalidad ambiental. Esta ha ido evolucionando, con leyes que han recibido amplio respaldo en el Congreso. El problema es que ha faltado liderazgo político para hacer cumplir esa institucionalidad y asegurar un buen aprovechamiento de las tecnologías y capacidades de generación disponibles. Es posible que las indefiniciones puedan mantenerse en el tiempo, porque el debate en estos asuntos es menos informado de lo deseable. Por ejemplo, hay poca claridad respecto de los costos que aquellas indefiniciones significan para las industrias y hogares chilenos.

Esa falta de transparencia también queda de manifiesto en las propuestas de quienes plantean la creación de una empresa nacional de energía, de carácter estatal, para enfrentar los desafíos que el país tiene en esta materia. No es evidente qué problemas, de los que dificultan la creación de mayor capacidad de generación eléctrica, podrían resolverse con una empresa estatal. Seguramente existe la creencia de que ella, por su carácter jurídico, podría enfrentar de mejor forma la oposición a los proyectos. Sin embargo, la experiencia comparada y la historia de pasivos ambientales que han caracterizado a las empresas estatales en Chile generan dudas respecto de su capacidad de lidiar mejor con los cuestionamientos locales y de organizaciones ambientalistas.

Tampoco es evidente que una empresa estatal de electricidad tenga mejores competencias para desarrollar de manera eficiente los proyectos que decida llevar adelante. La industria generadora es compleja y requiere de conocimientos y de una experiencia que no pueden replicarse tan fácilmente. El Estado tiene una responsabilidad en asegurar que el progreso del país no se vea hipotecado por la incapacidad de garantizar una oferta de generación eléctrica a precios competitivos, pero pensar que se pueda contribuir a satisfacer esto por medio de una empresa estatal de energía revela un diagnóstico imperfecto del problema. También olvida los riesgos y costos que significa la creación de una empresa de estas características. A este respecto, resulta dramático para el Estado el resultado de la gestión de Enap.

Publicado como Editorial de diario El Mercurio, el Martes 18 de marzo de 2014

Categories: Costos de la energía
  1. Martín Jaramillo
    02/07/15 a las 19:23 | #1

    Con la nueva electrogeneración SIFOELÉCTRICA tenemos disponible a US$7 MVh toda la energía limpia y renovable que necesita el mundo para lograr el desarrollo sostenible y evitar: La contaminación de la atmósfera, el recalentamiento global y el cambio climático, consultor: martinjaramilloperez@gmail.com

  2. Martin Jaramillo
    16/06/14 a las 09:12 | #2

    Después de 26 años de investigaciones estamos sacando a la luz pública un paquete de innovaciones tecnológicas muy rentables, con las que podemos lograr el Desarrollo Sostenible y evitar el Cambio Climático. Se trata de un sistema tecnológico integrado de: Transporte global, ecológico, multimodal por: Tierra, mar y aire, sin combustibles; y también de electrogeneración limpia a US$7/MW/h, y que además resuelve los problemas de falta de agua potable en todo el mundo. Queremos entregarle a la humanidad las patentes internacionales a través de una organización seria como Ustedes.
    martinjaramilloperez@gmail.com

  1. Sin trackbacks aún.