image description

Inicio > Transmisión y distribución > Adjudicación Obras Troncales del Decreto Supremo N°115

Adjudicación Obras Troncales del Decreto Supremo N°115

carretera electricaEl sistema de transmisión troncal (STT) es la columna vertebral del mercado eléctrico, ya que permite el trasporte de la energía para el abastecimiento del total de la demanda. Dada su relevancia, la regulación nacional concibe este sistema de forma regulada, en definición, valorización, remuneración y expansión.

Para determinar los aspectos anteriores, cada cuatro años se realiza el Estudio de Transmisión Troncal, el cual tiene como uno de sus objetivos proponer las respectivas obras necesarias que deben expandir el STT (planificación), a fin de que éste posea las características necesarias para posibilitar el despacho económico de carga sin restricciones, de forma segura y con certezas respecto del desarrollo para la evacuación de la inyecciones de las centrales y retiros de los consumos de todo tipo.

Las propuestas de expansiones del STT son revisadas (actualizadas) anualmente por las respectivas Direcciones de Peajes de los CDEC, los cuales por medio de informe técnico remite los resultados del análisis a la Comisión Nacional de energía (CNE), la cual a su vez los revisa y lo publica por medio de una resolución exenta.

Dicho documento propone las nuevas obras troncales que deben empezar a desarrollarse dentro de los próximos 12 meses. Ésta contiene los plazos de construcción, fecha de puesta en servicio y valores referencias de inversión (VI) y los costos de operación, mantenimiento y administración. Los agentes del mercado poseen de un plazo de 30 días hábiles para discrepar respecto de este documento ante el Honorable Panel de Expertos (HPE), el cual a su vez cuenta con 30 días hábiles para resolver tal discrepancia. Posteriormente, con la resolución del HPE, la CNE remite los resultados finales al Ministerio de Energía para que se decreten las nuevas obras troncales.

El proceso de licitación de estas obras recae en los respectivos CDEC, los cuales deben realizar el llamado a licitación internacional y revisar las ofertas administrativas, técnicas y económicas de los proponentes. La siguiente figura (click para agrandar) presenta un esquema de todo el proceso regulatorio del Estudio de Transmisión Troncal, en verde puede apreciarse la rama de las expansiones.

Como resultado de la primera revisión de las expansiones del ETT-2010, se publicó el decreto supremo N°115 el cual fijaba el plan de expansión más ambicioso de las últimas décadas en materia de trasmisión. Éste consideraba una inversión referencia de 800 Millones de Dólares e incluía el desarrollo de un nuevo sistema de 500 kV desde la zona norte de Santiago (S/E Polpaico 500 kV) hasta la zona de Copiapó (futura S/E Cardones 500 kV). La tabla a continuación presenta los valores referenciales de las nuevas obras troncales, cabe destacar que el decreto sólo contiene el Valor de Inversión (VI) y el COMA, la anualización de la inversión se calculó considerando 40 años y una tasa de retorno de 10%.

Si bien el los decretos de expansión de los sistemas troncales contienen VI y COMA referenciales, el proceso de licitación de tales obras se adjudica a los ofertantes con el menor Valor Anual de Transmisión Troncal ( AVI + COMA). En consecuencia, no es posible determinar, a ciencia cierta, el valor de inversión de la obra producto que ésta dependerá de la tasa, periodo, financiamiento de proyecto, estrategia de la empresa adjudicataria, etc.

En octubre de este año finalizó el segundo llamado del proceso de licitación de estas obras, adjudicando todos los proyectos en cuestión. La tabla siguiente compara el Valor Anual de Transmisión Troncal (AVI + COMA) de referencia del decreto versus el ofertado por las empresas adjudicatarias.

De la tabla comparativa y del proceso en cuestión se pueden indicar cinco condiciones que resaltan:

1. En el primer llamado de esta licitación se dio la particularidad que la gran mayoría de las ofertas fueron rechazadas por no cumplir con presentar la totalidad de los antecedentes administrativos requeridos, es así como los tramos de 500 kV fueron declarados desiertos. Bajo esta situación el consorcio Saesa-Chilquinta fue la única empresa que participó de las licitaciones que finalmente se adjudicó a un valor mucho mayor al de referencia. En éste contexto, el rechazo de otras ofertas condicionó la competitividad del proceso, ya que las demás ofertas económicas, potencialmente inferiores, no pudieron ser consideradas.

2. Siguiendo con lo anterior, se podría promover que en dichos procesos de licitación existan metodologías de reparación de las ofertas administrativas en caso que éstas no presenten todos los antecedentes requeridos. En decir, no rechazar ofertas por aspectos no vinculados al rubro, tales como: falta de un timbre, de un certificado, duplicado de documento legalizado, etc. Con ésta perspectiva se podría evitar el rechazo de ofertas y al mismo tiempo mantener la competitividad que el proceso busca.

3. El VI de referencia no es relevante en el proceso de licitación ya que los interesados, en participar en éstos procesos, están facultados para ofrecer el valor que les parezca conveniente. Si a eso se le suma el rechazo de las ofertas administrativas producto de condiciones no relevantes al rubro, existe la posibilidad de que alguna empresa oferte un VATT fuera de los valores de mercado por ser excesivamente alto y éste tendría que ser adjudicado y remunerado, acabando de esa manera con el espíritu del proceso. Una forma de remediar esto es vincular los valores de referencias con ponderadores y definir un precio techo.

4. Para cerrar la arista del rechazo de las ofertas administrativas, cabe mencionar que las líneas de 500 kV del norte son de extrema urgencia para el abastecimiento de la demanda y estabilidad del sistema, el hecho que se hayan rechazo todas las ofertas provocó que se realice un segundo llamado que retrasará la construcción y puesta en servicio de éstas obras del orden de 6 meses, aumentado de esta forma el periodo de estrechez en transmisión y desacople económico de norte del SIC.

5. El hecho que las empresas interesadas en participar en la licitación oferten por el VATT imposibilita determinar el valor de inversión del proyecto. En consecuencia el valor de las líneas licitadas puede ser considerado como un valor que entrega la competencia del sector, es decir, un valor comercial y no económico de los proyectos.

Finalmente es preciso mencionar que ya se encuentran en licitación las obras resultantes de la segunda revisión del ETT, las cuales fueron publicadas a través del Decreto n°92/2012 del Ministerio de Energía.

Por Msc. Mauricio Olivares Araya, Ingeniero Civil Eléctrico, Universidad de Santiago de Chile, y Felipe Escobar Tapia, Ingeniero Civil Eléctrico, Pontificia Universidad Católica de Chile. Ambos son profesores de Mercados Eléctricos en el Departamento de Ingeniería Eléctrica de la USACH.

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.