image description

Inicio > Misceláneos > Operación Enersis: golpe a los minoritarios

Operación Enersis: golpe a los minoritarios

La anunciada operación de aumento de capital de Enersis por el inédito monto de US$ 8.000 millones ha generado un verdadero terremoto en el mercado local, y, entre otros efectos, en sólo dos días una caída de cerca de 17% en el precio de su acción y de 6% en el precio de su coligada Endesa, en circunstancias de que las bolsas mundiales han mostrado importantes avances.

Endesa España, controlador de Enersis, ya anunció que concurrirá al aumento de capital con participaciones que tiene directamente en sociedades coligadas de Enersis o de Endesa Chile, valorizadas en US$ 4.862 millones, lo que calza con lo que tendría que aportar por su 60,6%. Esto es, todo lo que entra de recursos frescos a Enersis es aportado por los accionistas minoritarios.

En efecto, lo que es muy claro es que el mercado ha aplicado un (muy) duro castigo ante el referido anuncio, lo que se ha traducido en una destrucción de valor bursátil conjunta entre Enersis y Endesa cercana a US$ 3.100 millones en esos dos días, valor muy superior a todo lo que perdió con La Polar.

¿Qué hay detrás de esta destruccion de valor bursátil? Una mezcla de diversos factores, algunos más obvios y otros no tanto.

Para muchos, uno de los temas críticos es el del valor de los activos aportados, lo cual no me parece que sea el aspecto más relevante. Baste darse cuenta que la caída en valor de Enersis va muchísimo mas allá de las eventuales discrepancias en el informe pericial realizado por el destacado y serio académico Eduardo Walker. En todo caso, éste es un ámbito que los minoritarios tienen que analizar detalladamente toda vez que se trata de activos en donde el accionista mayoritario busca maximizar su valoración al tratarse de una operación entre partes relacionadas, en donde en el pasado, con casos las Chispas o Telefónica, han salido perjudicados los minoritarios…

Llama la atención la escasa claridad y lo débilmente justificada con que una operación de esta envergadura se ha presentado al mercado. Para muchos, en los planes de inversión presentados hay mucho de “humo”, al señalarse cerca de US$ 20.000 millones, entre adquisiciones, nuevos proyectos, crecimiento orgánico y compra de participaciones minoritarias. Los buenos proyectos podrían ser financiados sin pasar por este aumento de capital y es posible que en el corto plazo los fondos recaudados se mantengan en caja o se distribuyan como dividendos…

Lo que estaría detrás de esta operación es un blindaje financiero para los accionistas aguas arriba, vale decir, Endesa España y Enel, los que necesitan mejorar sus números, principalmente su nivel de endeudamiento neto, que con esta operación bajaría en forma importante.

En este sentido, llama la atención la actuación del Directorio de Enersis, que por ley tiene que velar por el valor de la compañía como un todo, por lo que acá habría un tema de funcionamiento del gobierno corporativo, tanto por el hecho que los directores de los controladores se deberían abstener de la propuesta como por la pérdida de riqueza que se ha producido por la forma de ejecutar esta operación.

Además, acá hay un rol que tanto la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) como la Superintendencia de Pensiones deberán cumplir para evaluar detenidamente esta cuestionable operación para los accionistas minoritarios de Enersis.

Finalmente, me gustaría valorar la decidida posición de AFP Habitat, a través de su presidente, José Antonio Guzmán, para defender a los accionistas minoritarios de Enersis.

Por Roberto Darrigrandi, economista de la Pontificia Universidad Católica de Chile y MBA de la Universidad de Chicago. Publicado originalmente en Pulso.

Categories: Misceláneos
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.