image description

Inicio > Regulación eléctrica > Net Metering en Chile: Ley 20.571

Net Metering en Chile: Ley 20.571

net metering

Con fecha 20 de marzo del presente año, fue publicada en el Diario Oficial la Ley 20.571 que Regula el Pago de las Tarifas Eléctricas de las Generadoras Residenciales (en adelante, la “Ley 20.571”). Este cuerpo legal viene a establecer el sistema de incentivo a los pequeños medios de generación distribuidos en base a energías renovables no convencionales (“ERNC”), conocido a nivel internacional como Net Metering (“NM”), el cual ya fue analizado previamente en otro artículo, razón por la cual resulta pertinente analizar el resultado final de la tramitación legislativa del proyecto de ley presentado por el Senador Horvath (el “Proyecto”).

La Ley 20.571 incorpora cuatro nuevos artículos a la Ley General de Servicios Eléctricos, que buscan establecer el derecho de los clientes regulados que tengan medios de generación ERNC o de cogeneración eficiente a inyectar los excedentes de energía a la red de distribución. Este derecho se encuentra establecido a prima facie para los clientes regulados que cuenten con medios de generación que no superen los 100 kilowatts, sujeto a que no afecte a la seguridad operacional de las redes de distribución, lo que será detallado en el respectivo reglamento. Las inyecciones de energía que realicen estos medios de generación serán valorizadas al precio que las empresas de distribución traspasan a sus clientes la energía conforme a los precios regulados fijados por decreto, lo que debe incluir las menores pérdidas de energía. Esto difiere de la redacción original del Proyecto, que proponía una remuneración equivalente al costo de la distribuidora de entregar dicha electricidad, menos el 10% correspondiente a gastos de administración, facturación y mantención de las líneas de distribución.

La remuneración por las respectivas inyecciones de energía será descontada de la facturación del mes correspondiente y en caso de existir un remanente, se trasladará a los meses siguientes, ajustados según el IPC. En caso que no sea posible descontarlo de futuras facturas, dicho monto deberá ser pagado al cliente a todo evento. Esto viene a ser un elemento relevante y distintivo, puesto que la regulación del NM en algunos países permite que estos descuentos solo lleguen hasta el monto del consumo eléctrico de un período determinado y que no sea pagado en caso de ser excedentario en inyecciones.

Un elemento relativamente novedoso en materia del sector eléctrico, es que el artículo 149 bis considera las menciones mínimas de los contratos que deberán celebrar las empresas distribuidoras con los clientes-generadores, que incluyen el equipamiento, la capacidad instalada, la opción tarifaria, la propiedad del medidor, mecanismo de pago, entre otros. Esto es entendible desde la lógica preventiva de la regulación de protección al consumidor, en que aunque nos encontramos con clientes/generadores, sigue existiendo una asimetría en las posiciones contractuales de ambas partes.

Un elemento relevante de la inyección de estos medios de generación dice relación con que podrán ser reconocidos para efectos de la acreditación de la obligación de inyección de electricidad con medios ERNC que recae sobre los generadores, establecida en el artículo 150 bis de la LGSE. Para estos efectos, la empresa distribuidora deberá emitir un certificado de las inyecciones realizadas por el cliente-generador, el cual deberá ser remitido a la Dirección de Peajes del respectivo CDEC. Esto puede que genere un costo administrativo (imaginemos la cantidad de certificados que le serán remitidos al CDEC), para efectos de su incorporación al registro de inyecciones. El cliente podrá convenir el traspaso de dichas inyecciones por parte de la distribuidora o un tercero a cualquier empresa eléctrica del sistema. Respecto a esto, quizás habría resultado pertinente para efectos de simplificar el trabajo de los CDEC, que las inyecciones por estos clientes-generadores hayan sido atribuidas (para efectos de su gestión) a la empresa distribuidora (o que ésta sea mandatada para transarlos). Esta a su vez podría traspasar esas inyecciones/atributos a empresas generadoras (traspasando esos ingresos proporcionalmente a los clientes-generadores), respetando desde luego la normativa sobre libre competencia para evitar ventajas comerciales para empresas relacionadas.

Un elemento final de la redacción de la Ley 20.571 dice relación con que los ingresos obtenidos por los clientes finales en virtud de esta normativa no constituyen renta y no estarán afectas a IVA. A este beneficio no se podrán acoger los contribuyentes de Primera Categoría.

Cabe señalar que la entrada en vigencia de Ley 20.571 queda sujeta a la dictación de un reglamento que establezca (entre otros factores), los requisitos para que estos medios de generación se puedan conectar a las redes, medidas de seguridad, especificaciones técnicas y de seguridad del equipamiento, y los mecanismos para determinar costos de adecuaciones a realizar a las redes. Cabe esperar que la dictación de este reglamento no tarde mucho, para evitar que nos encontremos ante letra muerta.

Como crítica a la redacción de la Ley 20.571 se puede señalar que por la capacidad instalada máxima que se considera, se limita indirectamente la participación de clientes regulados de carácter comercial y/o industrial. Esto puesto que para lograr con paneles fotovoltaicos una generación de 100 kw se requiere aproximadamente de 2.000 metros cuadrados. En atención a las grandes superficies de techos que poseen algunos centros comerciales, fábricas o industrias, sujetos a tarifas reguladas, lo lógico habría sido no limitar o establecer beneficios escalonados para incentivar la generación con dichas superficies. Es decir, estimo que la limitación debería haber estado establecida solo a clientes regulados y no en términos de capacidad. Es cierto, que efectivamente existe regulación específica a la generación de electricidad con los pequeños medios de generación distribuida , pero estimo que son distintos tipos de modelos de negocios y objetivos legales. En el caso de PMGD, dicha regulación se encuentra más enfocada a eliminar costos que soportan los pequeños generadores por economía de escalas, versus que con el NM se buscaría incentivar la incorporación de generación mas cercana a los puntos de consumo, con el claro beneficio en términos de tener una generación distribuida.

Sebastián Leyton es abogado de la Universidad de Chile. Asociado en Morales & Besa.

  1. Renato Valdivia
    16/05/12 a las 17:09 | #1

    Juan Carlos, la generación distribuida desde luego que va a ser un aporte en disminuir las pérdidas del sistema y en mejorar la seguridad de suministro. Pero es importante cuantificar sobre cifras correctas. Otro tema, la concentración solar y acumulación mediante sales tiene grandes economías de escala, por lo que de concretarse en Chile, va a ser por medio de grandes plantas en el desierto de Atacama, lo que a diferencia de fotovoltaica residencial no constituye generación distribuida.

    Lo que es importante notar respecto de la redacción de la ley es la gran brecha que existe entre los precios de energía eléctrica a nivel distribución y a nivel de precio nudo de alta tensión. En la práctica, ésto significa que habrá incentivo a instalar potencia suficiente para que en su máxima producción no exceda los consumos propios, dado que bajo el esquema planteado, vender energía a la red no va a ser negocio con los costos actuales de la tecnología. @Juan Carlos Rodriguez

  2. 16/05/12 a las 15:18 | #2

    @Michael Kusch

    En Santiago (Chilectra) se pagarían $53/kwh -ver http://eduardolucero.blogspot.com/2011/11/por-fin-tenemos-casi-una-ley-para-la.html

    En regiones la tarifa aumentaría proporcionalmente a los precios de nudo promedio que pagan las distribuidoras -ver http://chilenos.info/wp/?p=618

  3. Juan Carlos Rodriguez
    12/05/12 a las 01:18 | #3

    @Juan Carlos Rodriguez
    Gracias Renato, estas en lo correcto con la cifra, aun asi en terminos de energia es una gran cantidad de GW perdidos que podriamos disminuir con red de generacion diversificada y distribuida, potenciando a parte de las ERNC, las nuevas tecnologias como la geomagmanica, muonica, concentracion solar con acumuladores de sal fundida, etc.

  4. Juan Carlos Rodriguez
    11/05/12 a las 16:04 | #4

    @Renato Valdivia
    TE agradeceria me indicaras la fuente de ese dato, lo mios los saque de un seminario de la empresa Schneider Electric Chiler y de conversaciones con una empresario que esta proyectando un parque eolico en el sur de chile.

    gracias

    Juan Carlos Rodriguez

  5. Renato Valdivia
    06/05/12 a las 11:39 | #5

    Juan Carlos, las pérdidas asociadas a transmisión y distribución son del orden de 10%. @Juan Carlos Rodriguez

  6. Juan Carlos Rodriguez
    05/05/12 a las 23:28 | #6

    Al fin una ley que no apunta a beneficiar a las grandes empresas, y nos permite como ciudadanos ser parte de la solucion al problema energetico. Si bien es solo un primer paso creo que es suficiente incentivo, solo espero que el reglamento ayude a facilitar el proceso, no lo complique y este publicado antes de las proximas elecciones.
    Sabiendo que hoy el 70% de la energia generada se pierde en la transmision y principalmente en la distribucion, creo que este tipo de medidas van en el sentido correcto y pueden generar una gran impacto, solo faltaria al igual que con los sistemas termicos una pequeña ayuda inicial para subsidiar las primeras instalaciones de manera de aumentar su demanda para aumentar la oferta y bajar los precios.

  7. 03/05/12 a las 20:45 | #7

    Muchas gracias a Miguel Tapia Cangana, por su acotación.Claro está que en los paises que están adelantados, el problema técnico está resuelto con unidades conversoras, medidores ad-hoc sofisticados y seguramente se han implementado líneas de transmisión inteligentes, para que se optimice el consumo , pero los usuarios comunes y corrientes en Chile, desconocen costos, además lógico es suponer que pueden generar bajos niveles de energía en sus espacios disponibles habituales, lejos que les queden excedentes para inyectar a la línea. etc. Estoy muy de acuerdo que ojalá algun día sea realidad en Chile, pero digamos francamente que la generación residencial, está orientada y es más factible para menores empresarios que deseen sumar energía con proyectos exclusivos para ese propósito. Me suena muy populista entusiasmar al ciudadano comun que apenas tiene un techo, con el fin de ganar su apoyo a las ERNC.y en el fondo oponerlo a proyectos energéticos renovables convencionales como Hidroaysén, que para Chile es lejos la mejor opción en términos contingentes. Molestan las intencionalidades de políticos, de activistas del medio ambiente y de la mayoría desinformada, por no decir ignorante. Me declaro un gran defensor de las ERNC, pero con análisis honestos , reales y ponderados. Ojalá todos podamos algun día, producir nuestra propia energía residencial.

  8. 03/05/12 a las 12:24 | #8

    Pienso que la Ley 20.571 y su reglamento, permitirán aumentar el interés por la incorporación de las ERNC a nivel urbano bajo la modalidad de generadores distribuidos.

    En lo que respecta al tema técnico, y ante lo comentado por Adolfo Cruz, cabe resaltar que es un tema superado, puesto que el equipamiento que los sistemas foto-voltaicos on-grid, como los operativos ya desde hace varios años en Europa y como los que actualmente ya se encuentran instalados y operativos desde hace mas de un año en Chile, Everscrisp 12kWp (Santiago), Universidad de Antofagasta 16 kWp y Centro Tecnológico Nuevos Horizontes 1kWp (Arica), entre otros, demuestran que es posible técnicamente.

    Desde luego, el costo de la energía generada por este tipo de plantas, considerando un tiempo de amortización aceptable, esta aun levemente sobre el costo de la energía de la red de distribución, y se espera que dentro de algunos años se igualen; pero desde el punto de vista del cuidado del medio ambiente, y de la reducción de las perdidas eléctricas acercando los puntos de generación a los consumos (aunque sea en un porcentaje), es una iniciativa destacable.

    @migueltapiac

  9. 02/05/12 a las 18:08 | #9

    Estoy de acuerdo con todos los comentarios. Son legítimos y contribuyen al perfeccionamiento de la ley, pero me llama la atención, que solo se estarían orientando a los aspectos comerciales y/o administrativos. Saltan grandes dudas técnicas de electricidad que sin duda tienen solucion, pero que podrían ser decisivas o fundamentales para analizar la viabilidad del negocio, tal como comenta Daniel Walker Del Río, que seria mejor poner baterías.
    Correcto es tomar como base la generación límite de 100KW, que requeriría una superficie fotovoltaica de 2000M2, lo cual no es nada menor pensando en usuarios normales, pero éstos estarían generando corriente continua para un uso de total de consumo electrico diseñado para corriente alterna, de 50 Hertz.Esto obliga a modificar totalmente la infraestructura de la carga al empleo de CC. y en caso de mediciones comparativas, se deberían no solo igualar niveles de voltaje o potencia sino que medir o comparar de lo mismo ya sea CC. o CA. En el caso de inyectar excedentes a la red de CA. se debería además, efectuar una sincronización en frecuencia después de convertir la CC. en CA. Todo lo anterior es absolutamente posible, pero no menor tecnicamente en términos de costos y viabilidad doméstica, como se tiende a exponer el tema ante la opinión pública. El Senador Horvatz ha dicho en innumerables oportunidades, que simplemente los usuarios comunes y corrientes podrían recibir todos los meses un cheque de la Compañía Distribuidora.Repito, esto sería posible, pero tendrá que correr mucha agua bajo el puente.

  10. Sebastián Leyton
    30/04/12 a las 17:51 | #10

    Estimado José Luis, creo que tienes razón en que este cuerpo legal se fijó solamente en una de las partes en la relación del Net Meetering. Creo que era fundamental haber establecido beneficios a las distribuidoras y como mínimo creo que era importante pre asignarles la administración de los atributos ERNC por una comisión determinada (por ende, a mayor rentabilidad, mayor comisión), para efectivamente incentivarlos a tomar acciones para desarrollar efectivamente la generación domiciliaria.

    Creo que al igual que con los mas recientes cuerpos legales en materia eléctrica, estamos ante una iniciativa interesante, pero que al fin y al cabo genera oportunidades no utilizadas, lo cual es lamentable. Esperemos que el legislador y la autoridad asuman esto y se pongan las pilas. @Jose Luis Carvallo

  11. Jose Luis Carvallo
    30/04/12 a las 17:33 | #11

    Concuerdo con Daniel Walker: este reglamento es un saludo a la bandera. Positivo que se legisle en estas materias (por algo hay que empezar), pero si lo vamos a hacer que sea con “energia”. Sin embargo, aun sigo sin entender algo: que obtenemos con legislar sobre “net metering” (y otras materia afines, como eficiencia energetica por ejemplo) si las empresas distribuidoras no tienen tienen incentivos para promover este tipo de medidas? No hay que ser muy letrado para entender que el net metering podria acarrear importantes costos operacionales para estas empresas.
    PS: Gracias Sebastian! Buen articulo, preciso!

  12. Renato Valdivia
    30/04/12 a las 16:29 | #12

    La ley entra en vigencia una vez publicado el respectivo reglamento. @Michael Kusch

  13. Michael Kusch
    30/04/12 a las 16:27 | #13

    Gracias por la información, pero no me queda claro al final cuánto es que van a pagar por la energía inyectada al sistema.

    En respuesta a Daniel, instalar baterías para utilizar durante la noche la energía generada de día es muy caro en instalación (gran cantidad debaterías) y mantención (vida útil de pocos años), además de la alta pérdida de energía para cargar las baterías (puede ser alrededor de 30%). La ventaja del NM es que en el fondo utilizas la red eléctrica como batería, lo que hace mucho más factible la instalación de paneles solares y generadores eólicos.

    Alguien puede decirnos cuándo se materializará esta ley? Es decir, cuándo se espera que podamos efectivamente entregar energía al sistema?

  14. 30/04/12 a las 13:04 | #14

    Mi impresión es que esta pequeña ley que sólo agrega 4 artículos a la Ley General de Servicios Eléctricos se quedará corta muy pronto, y necesitaremos de una reforma mayor si los costos de la energía fotovoltaica siguen bajando. No parece muy lejano el día en que el costo de instalar paneles es costo efectivo. La consecuencia de ello sería la instalación masiva. Si además el precio de compra por parte de la distribuidora es atractivo, la escala del fenómeno pondrá en riesgo el financiamiento de las redes de distribución. La solución a ello, por supuesto, no es bajar artificialmente los precios de compra para mantener su penetración a raya, sino repensar los mecanismos tarifarios para aprovechar una tecnología que no sólo es limpia desde el punto de vista de las emisiones (salvo para su fabricacion), sino que además tiene un impacto nulo en el uso de superficie, pues se instala en terrenos ya intervenidos. ¿Cómo se financiaría un caso extremo, en que el panel solar baja de 0,2 US$/watt instalado y empezamos a apagar termoeléctricas y funcionamos en la noche con potencia hidro? Imagino que la solución pasaría fundamentalmente por elevar enormemente el costo fijo, pero ello seguirá siendo más barato (y limpio) que el escenario actual, en que toda la energía viene de fuentes lejanas, tras pérdidas medibles en el segmento de transmisión y muy significativas en el segmento de la distribución.

  15. 27/04/12 a las 15:25 | #15

    Gracias Sebastián.

    Que pena la ley. Se desperdicia la oportunidad. La ley no incentiva nada a nivel residencial ya que, dado los precios de venta de la energía generada, sigue siendo mejor negocio no conectarse a la red y poner baterías.

    No es una ley net metering, ya que no se netea la electricidad. Una vergüenza.

    Espero alguien tenga una opinión diferente a la mia y tenga razón.

Comment pages
1 2 3 4 7750
  1. Thursday, 3 de May de 2012 a las 00:42 | #1
  2. Monday, 25 de February de 2013 a las 18:34 | #2