image description

Inicio > Energía termoeléctrica > Después de Barrancones: El debate indispensable

Después de Barrancones: El debate indispensable

Andres_allamand_wikilosriosEl caso Barrancones ha dejado en evidencia que Chile tiene que salir de un atolladero. El país necesita crecer para alcanzar el postergado sueño del desarrollo y cumplir con el imperativo ético más importante de cara al Bicentenario: Derrotar la pobreza. Pero no se puede crecer sin energía. El asunto no admite coartadas: Sin energía no hay desarrollo.

El tema tiene obviamente muchas aristas pero hay dos que sobresalen con nitidez. La primera es que la necesidad de energía no puede ser al costo de sacrificar el medio ambiente. La segunda es que la energía no cae del cielo: Hay que generarla.

Lo anterior lleva de inmediato a mirar el perfil de la matriz energética chilena: La proyección actual (según datos oficiales) es que de aquí a 20 años más, la energía hidroeléctrica va a mantener su porcentaje en el total sin grandes variaciones (en torno al 30%), el carbón va a saltar al doble (desde un 15% a un 30% aproximadamente) y la energías no convencionales van a crecer desde una muy baja participación actual a una cifra levemente arriba del 15%.

Mientras tanto la energía chilena va a seguir siendo comparativamente muy cara y la matriz cada vez más “sucia”. No hay duda que le generación termoeléctrica genera efectos nocivos (lo que los economistas llaman “externalidades negativas”) muy altos. De partida, va a contramano de todos los esfuerzos para mitigar el calentamiento global y, en general, tiene significativos impactos adversos en el entorno en que se emplazan las centrales.

¿Por qué no apostar todas las fichas a las llamadas energías no convencionales, entre otras, viento, sol, geotermia y mareas? Por varias razones: En primer lugar, porque no es cierto que éstas carezcan de impactos ambientales. Por ejemplo, la energía eólica supone extendidas superficies para instalar las aspas de los molinos y cuando se intentó en Chile explorar la geotermia el reclamo ambientalista no se dejó esperar. En segundo lugar, porque desde el punto de vista económico son muy caras y necesitan además “respaldos” de generación tradicional. Dicho en simple: Si se trata por ejemplo de viento, éste no sopla siempre parejo. Hay que tener centrales “en la banca” por si la titular falla. En tercer lugar, porque en muchos casos la tecnología simplemente no está disponible, ya que se encuentra en una etapa muy preliminar.

Además de lo expuesto, Chile tiene un problema de “empalme”. El crecimiento requiere de energía ahora, no dos décadas más adelante. Y mientras siga siendo como es hoy comparativamente muy cara, la competitividad del país seguirá adversamente afectada.

¿Qué hacer? Afrontar sin prejuicios el debate de fondo. Chile no puede despreciar sus enormes ventajas en materia de hidroelectricidad, empujar – por cierto, con el acelerador a fondo – las energías “verdes” y abrirse de una vez por todas a la consideración de la energía nuclear. Países como Francia tienen un altísimo porcentaje de su matriz energética de origen nuclear y otras – Suecia y Finlandia por citar sólo dos naciones líderes en desarrollo social y cuidado ambiental- la contemplan sin remilgos.

Andres Allamand es Senador de la Republica, y miembro de la Comision de Medio Ambiente del Senado. Publicado originalmente en Andres Allamand.

  1. Andrés J. Forno
    29/05/11 a las 19:51 | #1

    Andrés,

    Quiero destacar tu frase “la necesidad de energía no puede ser al costo de sacrificar el medio ambiente”. Si somos coherentes con la gravedad del pronostico científico para el calentamiento global causado por la quema de combustibles fósiles, debemos priorizar la des aceleración del calentamiento global incluso por sobre nuestras aspiraciones de desarrollo, pero esto no queda claro en tu planteamiento. Para explicarlo en forma burda pero simple, es como si nos quedaran mas de 100 km por recorrer en auto y contamos solo con 1/4 de estanque, que hacemos?; disminuimos la velocidad, porque nos damos cuenta que es mas importante llegar, que andar rápido y quedarnos botados. La prioridad y enfoque para la humanidad hoy debe ser el total reemplazo de todos los combustibles fósiles en menos de 15 años, si pretendemos llegar a fines de siglo con un planeta similar que tenemos hoy (Hansen et al., 2011).

  2. Patricio Castro
    20/10/10 a las 21:54 | #2

    EL PRESENTE Y EL FUTURO PROXIMO DE LA GENERACION DE ELECTRICIDAD EN CALIFORNIA PASA POR LAS CENTRALES CSP (CONCENTRATING SOLAR POWER). EL GOBERNADOR DECRETO LA OBLIGACION DE QUE LAS DISTRIBUIDORAS DE ELECTRICIDAD DEL ESTADO SUSCRIBAN CONTRATOS DE COMPRA DE ELECTRICIDAD DE FUENTES RENOVABLES COMO LA CSP POR UN 20 POR CIENTO DE SU DISTRIBUCION TOTAL. DOS COMPAÑIAS DISTRIBUYEN ENTRE ELLAS EL 95 POR CIENTO DE LA ELECTRICIDAD QUE CONSUME CALIFORNIA. SERIA RECOMENDABLE QUE EL ESTADO DE CHILE LAS CONTACTE FORMALMENTE PARA PEDIRLES SU EXPERIENCIA EN ESTA MATERIA. ELLAS SON LA PACIFIC GAS AND ELECTRICAL COMPANY Y LA SOUTHERN CALIFORNIA EDISON COMPANY, AMBAS INVOLUCRADAS EN PROYECTOS DE PLANTAS CSP DE GRAN TAMAÑO CUYO “COMBUSTIBLE” ES LA LUZ SOLAR, CUYA CAPACIDAD DE ENTREGA DE ELECTRICIDAD SE ESTA ALARGANDO CADA VEZ MAS MEDIANTE EL ALMACENAMIENTO DE CALOR EN POZAS DE NITRATOS DE SODIO Y POTASIO FUNDIDOS, LOS MISMOS QUE PRODUCE LA SOCIEDAD QUIMICA Y MINERA DE CHILE, QUE ESTA MUY CERCA DE CHUQUICAMATA DONDE ESTE TIPO DE PLANTAS ES IDEAL PARA MANTENER LA COMPETITIVIDAD DE CHUQUICAMATA.

  3. 06/09/10 a las 13:51 | #3

    Valorable que una autoridad de la Republica se juegue explicita y valientemente por la energia nuclear, y no caiga en la postura sosa e indecisa de “continuar los estudios”

  1. Sin trackbacks aún.