image description

Inicio > Eficiencia energética > Franquicia tributaria para colectores solares

Franquicia tributaria para colectores solares

paneles termo-solaresLa ley 20.365 que establece una franquicia tributaria para colectores solares es un mecanismo mediante el cual el gobierno pretende impulsar la implementación de esta tecnología en el país. El sistema se debe destinar al agua potable para vivienda, y el sistema debe ser capaz de aportar al menos 30% de la demanda promedio anual estimada para la respectiva vivienda. En el reglamento se especificarán porcentajes mínimos según radiación solar del área geográfica, los que llegarían a 75% en las zonas de mayor radiación solar.

Este mecanismo aún no está vigente. De acuerdo al artículo séptimo de la ley, el beneficio establecido comenzará a regir después de 90 días desde la fecha de publicación del reglamento, y sólo para las viviendas cuyos permisos de construcción, o sus modificaciones, se hayan otorgado a partir del 1 de enero de 2008 y que hayan obtenido su recepción municipal final a partir de la publicación del reglamento y antes del 31 de diciembre de 2013. También podrán obtener este beneficio las viviendas que obtengan la recepción municipal después del 31 de diciembre de 2013 si la hubieren solicitado antes del 30 de noviembre de 2013. El borrador del reglamento de la ley 20.365 se espera que sea próximamente publicado en su versión definitiva, lo que tiene en suspenso al mundo de la vivienda.

La ley establece que las empresas constructoras podrán deducir de sus impuestos parte del valor incurrido en su instalación de sistemas solares térmicos (SST) en inmuebles destinados a vivienda. El monto depende del valor de la vivienda. En en el caso de las viviendas de hasta 2.000 UF, se podrá deducir 100% del valor del sistema, con los topes que indica la ley, los que varían según año y superficie de los colectores solares, en todo caso, del orden de 30 UF. En el caso de la vivienda cuyo valor se ubique entre 2.000 y 3.500 UF, el beneficio alcanza el 40% del valor del sistema, y para la vivienda entre 3.500 y 4.500 UF, 20%. La vivienda de más de 4.500 UF no califica para este beneficio.

Se destinarán US$1.000 millones para la franquicia, lo que supone cerca de 900 mil viviendas al 100%, y más aún al incorporar vivienda de más de 2.000 UF. Esto es un gran desafío hablando de un mercado del orden de 150 mil permisos de edificación al año, no todos los cuales se llevan a cabo. Más aún, el período para ejecutar el beneficio es muy acotado.

Respecto de la rentabilidad del proyecto: si una cuenta de gas típica es de $15.000, de los cuales $12.000 se deben a agua, esto significa que considerando un aporte de 30%, se le exige al sistema una reducción de no más de $3.600 mensuales, o $43.200 anuales. Si el beneficio tiene un tope por sobre las 30 UF, o sea, más de $630.000, el sistema necesita más de 14 años para recuperar la inversión. En otras palabras, con estas consideraciones, la tecnología aún no es una alternativa económica de sustituir el gas.

Otra consideración: está por verse si las inmobiliarias traspasan todo el beneficio al consumidor. Me explico. En el caso de una vivienda de menos de 2.000 UF, si ésta implementó un sistema solar, la inmobiliaria no verá costo (recuperará el 100% en franquicias tributarias), pero dado que el atributo es atractivo para el consumidor, podría vender la vivienda más cara. Entonces, en lugar de que el subsidio suponga una transferencia del fisco al usuario de la vivienda, parte de esta transferencia podría ser capturada por el agente inmobiliario, lo que no creo que haya sido el espíritu de la ley.


Por Renato Valdivia, cofundador y editor de Central Energía.


  1. Guillermo Rodriguez
    09/06/10 a las 15:27 | #1

    A mi parecer el beneficio para las ERNC es mucho mayor, puesto que se destarara el bum por los colectores y sus beneficios a corto, mediano y largo plazo, pero lo más importante será el destape de la sustentabilidad de las ERNC, en una primera etapa con los colectores, luego los consumidores se percataran que existen los paneles FV, y comenzara la eficiencia energética domiciliaria, se implementara la iluminación led solo por mencionar algunas…

    En resumen creo que es el principio de una nueva etapa en materia energética para chile.

    saludos…
    y que buena pagina, la descubri hace muy poco…

    Guillermo Rodriguez
    1º semestre ERNC y eficiencia energetica, IDMA

  2. Renato Valdivia
    09/06/10 a las 11:47 | #2

    Entra en vigencia 90 días tras la publicación del reglamento, que corresponde al Decreto 331 de fecha 26 de mayo de 2010. Por lo tanto, la ley inicia su vigencia el 24 de agosto de este año.@Soledad

  3. Soledad
    09/06/10 a las 10:26 | #3

    Estimad@:

    Cuando supuestamente estará esta ley vigente, en el pdf que tiene de link el artículo, dice:
    Inicio Vigencia :19-08-2009

    A que se refiere?.
    Disculpe mi falta de conocimiento al respecto,

    Atte,
    Soledad F.

  4. Daniel Walker
    15/05/10 a las 13:49 | #4

    Estimados, en linea con el tema, les recomiendo leer los estudios de “abatement cost curve”
    de MacKinsey & Co. (http://www.mckinsey.com/clientservice/sustainability), en ellos se muestran diferentes medidas y tecnologias para reducir las emisiones de GHG, en funcion del potencial de reducción y el costo monetario de cada una. Muestra muchas tecnologias con costos negativos, o sea que se gana plata al usarlas (colectores solares es una de ellas) . Es por ahí donde el gobierno debe comenzar.

    Pd: Toda la metodología está bien explicada en los estudios (VAN, tasa de retorno, etc)

  5. Renato Valdivia
    12/05/10 a las 11:18 | #5

    El tema de la captura por parte de las inmobiliarias no es tan trivial. Como experiencia, se puede citar lo que ha ocurrido con los subsidios habitacionales. En el esfuerzo de la autoridad por ir mejorando las soluciones habitacionales que financia, ha ido incrementando el monto de los subsidios. Sin embargo, un gran porcentaje de este delta se ha ido al valor del suelo: los dueños de los terrenos que por sus características tienen por destino la vivienda social, al ver que el subsidio se incrementa en, digamos, 100 UF, han tendido a aumentar el valor al que venden el terreno al desarrollador de un proyecto, sabiendo que ahora las casas podrán ser más caras. Y muchas veces los dueños de los terrenos son empresas relacionadas a las inmobiliarias.

  6. 12/05/10 a las 11:03 | #6

    A mi me entusiasma muchísimo este proyecto de ley porque hará madurar rápidamente el mercado de los colectores solares, y bajará los precios a través de economías de escala.

    Sobre los 14 años para recuperar la inversión: con seguridad, la cifra promedio de ahorro será superior al 30%, porque el mecanismo ha sido diseñado para que se utilice más intensamente en áreas de alta radiación solar. Recordemos que Atacama no tiene una de las radiaciones solares más altas del mundo… tiene LA radiación solar más alta del mundo. . Además, ya he expresado varias veces que creo que ningún país está exceptuado de la responsabilidad de mitigar cambio climático, por lo que habría que añadir ese beneficio a la ecuación, así como la disminución en la contaminación atmosférica local (como NOx, en el caso del gas natural).

    Reconozco que me preocupa la aprensión del último párrafo -que el beneficio quede en manos de inmobiliarias- pero la teoría económica dice que si el mercado es competitivo la competencia entre empresas impediría que ello ocurriera.

  1. Tuesday, 10 de August de 2010 a las 17:05 | #1