image description

Inicio > Cambio climático y huella de carbono > Serie de rankings internacionales: IX, carbonización de la matriz energética

Serie de rankings internacionales: IX, carbonización de la matriz energética

ranking_paisesLa siguiente tabla muestra el ranking de emisiones de carbono por unidad de consumo de energía para los 137 países que figuran en los rankings de la EIA en su anuario 2009, en toneladas de carbono equivalente por tonelada de petróleo equivalente de oferta de energía primaria. Se puede observar que Chile se ubica en la posición número 58º, al emitir 2,31 toneladas de carbono por cada tonelada de petróleo equivalente, aunque esta situación podría empeorar en el mediano plazo debido a la fuerte presencia del carbón en los actuales proyectos de generación eléctrica:

En el tope de la tabla, se encuentra un extraño grupo de países. En el primer lugar, está Mongolia, con un consumo bastante bajo de energía primaria per cápita, pero en cuya matriz el carbón representa ni más ni menos un 96%. En Corea del Norte, que ocupa el segundo puesto, la situación no es muy distinta.

En el extremo opuesto de la tabla, se encuentran países africanos, lo que se ve fuertemente influenciado por el hecho que la leña y el excremento de animal son combustibles de ciclo cerrado de carbono. Islandia, como puede esperarse de un país casi 100% renovable, muestra también emisiones muy bajas de carbono por unidad de energía (puesto 129º).

En el escenario sudamericano, nuestro mejor representante es Paraguay, que emite sólo 0,88 toneladas de carbono por tonelada de petróleo equivalente, debido principalmente al hecho de que prácticamente toda su generación eléctrica se lleva a cabo en la gran central hidroeléctrica de Itaipú.


Por Joaquin Barañao, cofundador y editor de Central Energía.


  1. Renato Valdivia
    26/04/10 a las 19:14 | #1

    Este ranking tiene que ser analizado con cuidado. Puede resultar injustamente loado o vapuleado un país por estar en uno u otro extremo de la tabla. Sin embargo, este cuadro en muchas ocasiones refleja simplemente la suerte que le tocó a un determinado país en la disponibilidad de recursos para generar energía. El caso de Paraguay claramente refleja esto. Su posición no es consecuencia de políticas ambientales, sino de su pequeño tamaño y su participación en Itaipú, lo que le permite abastecer todas sus necesidades eléctricas mediante la hidroelectricidad. Lo que debe ser analizado con cuidado es la tendencia de los países, hacia donde se están moviendo. Ese análisis mostraría como en los últimos años Chile va aumentando su “carbonización”, como tilda el título del artículo. Considerando que 68% de los MW en construcción son carboneros, como se aprecia en el cuadro resumen de proyectos, esto nos da una alerta que vamos en mal camino.

  1. Sin trackbacks aún.