image description

Inicio > Eficiencia energética > Aislación y reconstrucción post terremoto

Aislación y reconstrucción post terremoto

aislacionLa respuesta común al frío es calentar. La respuesta común al calor es enfriar. Sin embargo, en casi todos lo casos resulta mucho más barato y beneficioso para el medio ambiente invertir en aislación en lugar de calefacción y aire acondicionado. Este criterio básico, a mi juicio insuficientemente aplicado en Chile, es especialmente relevante de tener en cuenta cuando el país se apronta a iniciar la mayor reconstrucción de su historia, y en una zona cuyos inviernos son lo suficientemente fríos como para requerir un grado significativo de climatización.

La imagen siguiente muestra una termografía invernal de una passivhaus, diseñada para minimizar la transferencia de calor con el ambiente que la rodea, y la compara con una casa tradicional alemana (a la izquierda, detrás del árbol). Los colores oscuros indican una menor temperatura (i.e.: una menor tasa de transferencia de calor con el ambiente), y a la inversa los colores claros. Se observa con claridad que el potencial de ahorro en calefacción y aire acondicionado es enorme.

Termografía de una passivhaus (derecha) y una vivienda tradicional alemana (izquierda, detrás de los árboles)

Termografía de una passivhaus (derecha) y una vivienda tradicional alemana (izquierda, detrás de los árboles)

Por supuesto, existe un grado de urgencia tal que no podemos pretender construir este tipo de viviendas en forma masiva, pero la imagen es elocuente para efectos de mostrar las enorme potencial de ahorro que es tecnológicamente posible de alcanzar.

A diferencia de muchas otras opciones tecnológicas que permiten una mayor eficiencia, los elementos básicos de la aislación térmica pertenece a la categoría de medidas que, para la mayor parte de los escenarios comunes de temperatura y tasa de descuento, se pagan en términos privados.  De hecho, se ha estimado (Vettenfall, 2007) que la manera más costo-efectiva de reducir una tonelada de carbono equivalente es a través de la aislación de viviendas. Como se muestra en la imagen siguiente, que indica los costos estimados a 2030 de reducir las emisiones de CO2 equivalente, las tres medidas más costo-efectivas están asociadas a aislación de viviendas. Aún cuando en la zona del terremoto buena parte de la calefacción proviene de un ciclo cerrado de carbono (leña) el uso de los combustibles fósiles es muy relevante en zonas urbanas. Si bien lo que aquí nos ocupa es el ahorro de energía y no el cambio climático, este estudio nos permite inferir que la manera más barata de reducir el consumo de energía suele ser también a través de la aislación.

Costo de mitigación de cambio climático. Vatenfall, 2007

Costo de mitigación de cambio climático. En el eje horizontal se muestra la cantidad estimada de emisiones evitadas al año 2030 en Gigatoneladas de carbono equivalente, y en el eje vertical el costo en euros por tonelada de carbono equivalente mitigada. Vattenfall, 2007 (traducida por Central Energía).

Por cierto, los beneficios no se reducen al ahorro monetario de energía y a la mitigación de gases de efecto invernadero, sino que se deben sumar los cuantiosos beneficios esperados en términos de contaminación atmosférica local. Para ciudades como Concepción o Rancagua (ver índices de calidad del aire online), con altísimos índices de material particulado, el potencial beneficio para la población es sustantivo, pues buena aislación permite reducir al mínimo la quema de leña. Evidencia médica reciente ha demostrado que el material particulado crónico tiene un efecto tanto o más  significativo en la salud de las personas, constatando incluso una pérdida de 7 meses de esperanza de vida por cada 10 microgramos adicionales de material particulado fino (Pope et al).

Por supuesto, en Chile ya se ha avanzado bastante en esta materia. No estoy proponiendo algo que no esté en la mira del Ministerio de Vivienda hace muchos años. El Instituto Nacional de Normalización ha publicado 25 normas sobre la materia (destaca la NCh1079.Of2008 ). Sin embargo, la reconstrucción post terremoto representa una oportunidad para prestar especial atención a la forma de reconstruir y, en particular, para avanzar en mecanismos de cofinanciamiento para mejorar la aislación de las viviendas que se levantarán.


Por Joaquin Barañao, cofundador y editor de Central Energía.


  1. 14/10/10 a las 12:35 | #1

    Trabajo en una empresa que se dedica a mejorar la eficiencia energética de casas (de calefacción) y hemos inspeccionado mediante protocolo Blower Door Test, más de 300 casas. Y si hay hay algo puedo asegurar es que los chilenos sabemos nada de como conservar la energía de calefacción. Esto es desde saber como ventilar una casa hasta que temperatura y en que horarios se debe utilizar la calefacción.
    Lo otro que me impresiona es la vision corto placista de el metodo de cvalefacción seleccionado. En general se prefiere pagar un bajo costo de inversión y alto de operación en un sistema activo de calefacción en vez de seleccionar una inversión mayor en un buen sistema de calefacción y mejorar el sistema pasivo (aislación y sellado) pero con un bajo costo de operación. Saludos.

  2. Renato Valdivia
    04/05/10 a las 20:32 | #2

    Creo que es mucho lo que puede hacer la política pública al respecto, y a muy bajo costo. Análogamente a cómo se implementó el etiquetado de eficiencia energética en electrodomésticos tales como refrigeradores, en vivienda se puede, y creo que se va hacer, algo parecido. La gracia del etiquetado es que pone el atributo “eficiencia energética” sobre la palestra. Obliga a todos los oferentes a compararse con una medida objetiva y a darle difusión. Actualmente, muchas veces por desinformación, éste no es un criterio valorado al momento de la compra. No es un tema que se pregunte. Y por ende, la inmobiliaria no tiene incentivos a invertir en un atributo que no vende. Un sistema de certificación térmica de la vivienda acompañada del correspondiente etiquetado y su difusión puede ser un gran aporte para que el nuevo propietario no se dé cuenta recién durante el primer invierno que compró una casa “helada”.

  3. Danilo Bustamante
    28/04/10 a las 11:29 | #3

    Excelente tema… ayer en un seminario del Programa País de Eficiencia Energética, hubo un dato que me dejó “helado”… la temperatura promedio al interior de los hogares del país es de 12°… aunque no hubo una diferenciación temporal de este dato (invierno, verano, etc…) claramente no es un escenario agradable… ahora quiero aportar algo a este debate… obviamente mejores condiciones de aislación permiten ahorrar energía y mantener las condiciones de temperatura al interior de los hogares dejando de despilfarrar dinero en calefacción y todo lo que esto conlleva (menor generación eléctrica o menor quema de gas o parafina)… sin embargo mejoras en este sentido deben ir de la mano de métodos de calefacción que tengan acotadísimas sus emisiones ya que la contaminación intradomiciliaria es sumamente grave para la salud, en especial la de los niños y abuelos… o sea puede tornarse grave que yo invierta en mecanismos de aislación pero que al interior de mi hogar tenga una estufa a parafina sin ningún tipo de mantención… estos avances deberían ir de la mano… y en cuanto al aislamiento… mientras las normas de construcción no pidan algo más que fibra de vidrio (de la cual si bien se tiene certeza que se ocupa, nadie puede asegurar si su instalación está correctamente ejecutada) es poco el avance que se puede hacer… si bien todos los datos que conozco indican que las inversiones en aislamiento (ya sea a través de derivados de la celulosa u otros productos de alto desempeño) se recuperan en un corto plazo (en general, y dependiendo de los precios del GN, GLP o la electricidad, con dos inviernos quedan practicamente hundidos esos gastos), la gente no suele meterse la mano al bolsillo para invertir en esto… algunos porque no cuentan con el volumen de dinero al momento de construir su casa (llegan justos al pie del crédito) y otros simplemente porque creen que es un ahorro marginal y futuro teniendo alternativas tan interesantes para invertir su dinero como un LCD u otros aparatos. Saludos.

  4. 26/04/10 a las 12:07 | #4

    Acá una propuesta de ultrabajo costo, ignoro si es efectiva: http://www.mer.cl/modulos/catalogo/Paginas/2010/04/26/MERSTEB004BB2604.htm

  1. Saturday, 24 de April de 2010 a las 12:32 | #1
  2. Monday, 26 de April de 2010 a las 17:05 | #2