image description

Inicio > Institucionalidad > Prematura mirada de la reforma ambiental en el desarrollo eléctrico de Chile

Prematura mirada de la reforma ambiental en el desarrollo eléctrico de Chile

ministerio_medio_ambiente_chileEl pasado 28 de octubre de 2009 terminó su tramitación en la Comisión de Medio Ambiente del Senado el proyecto de ley que reforma la Institucionalidad Ambiental chilena. La enmienda legal crea un Ministerio de Medio Ambiente, una Superintendencia (agente fiscalizador) del ramo y un Servicio de Evaluación Ambiental. El proyecto aún debe pasar por la Comisión de Hacienda del Senado, por la sala plenaria de dicha Cámara, y precisa además volver a la Cámara de Diputados para su tercer trámite Constitucional. Aún más, es posible que sea necesario llevarlo a una comisión mixta. Pese a todo el camino que resta por recorrer, lo más probable es que el texto acordado el día 28 no sufra cambios sustantivos, pues ya culminó el trabajo de las dos comisiones de medio ambiente, que es donde se concentra el trabajo legislativo, y porque en el caso del Senado fue precedido por un acuerdo político que zanjó los temas más relevantes, y que fue firmado por casi todos los senadores de la coalición de Gobierno y la totalidad de los senadores de la oposición.

Los principales cambios atingentes al desarrollo eléctrico son los siguientes:

- La aprobación de la formulación de políticas ambientales pasa del actual Consejo Directivo compuesto por 14 ministros al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, que excluye a los ministros de Relaciones Exteriores, Secretaría General de la Presidencia, Defensa, Bienes Nacionales y Educación. Este órgano será el que en su momento dictará la normativa general relativa al caudal ecológico.

- La comisión evaluadora de proyectos de inversión fue reducida, eliminando en su composición a los gobernadores de las provincias y a los cuatro consejeros regionales, y conservando ocho secretarios regionales ministeriales y al Intendente regional en la presidencia.

- La Superintendencia que se crea ha sido provista con un amplio y severo abanico sancionatorio, tanto a nivel de medidas provisorias como definitivas, pudiendo imponer multas de hasta US$ 8,3 millones. Ha sido facultada para suspender actividades, revocar las Resoluciones de Calificación Ambiental y modificar las características de las mismas.

- Junto con la Superintendencia, se crea un Tribunal Ambiental especializado, llamado a conocer las reclamaciones, y el que será consultado por la Superintendencia en forma previa a la dictación de las medidas más graves.

- Las Resoluciones de Calificación Ambiental tendrán un plazo de 5 años antes de caducar, de no mediar inicio de las obras. Hoy este plazo no existe.

- El texto incorpora la participación ciudadana a las declaraciones de impacto ambiental en aquellos proyectos que generen “cargas ambientales y beneficios sociales”, y que sea solicitado formalmente por los afectados o dos organizaciones. Esto representa una exigencia adicional para las centrales eléctricas de menor tamaño (y algunas eólicas no tan pequeñas también). Desde el inicio del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) a la fecha, el 68% de las centrales de generación han ingresado vía declaración de impacto ambiental.

- La participación ciudadana en los Estudio de Impacto Ambiental (atingente a las centrales medianas y grandes) se deberá volver a realizar en aquellos casos en que los proyectos sufran modificaciones sustantivas a lo largo del proceso de evaluación

Rechazo a la exigencia de unicidad

Desde los inicios del SEIA, diversos sectores –principalmente ligados al movimiento ambiental- han solicitado que proyectos indisolublemente ligados, como lo son las centrales de generación y sus líneas de transmisión asociadas, se sometan a evaluación en forma conjunta. Para ello se ha argumentado, con razón, que los impactos en los ecosistemas son acumulativos, y que el análisis parcelado actual no sería capaz de reconocer esta realidad.

El acuerdo político alcanzado en forma previa a la discusión, sin embargo, no modificó sustancialmente la lógica actual, permitiendo que ingresen por separado al SEIA los proyectos que el listado de actividades cuyo ingreso se exige (art. 10 de la Ley de Bases del Medio Ambiente) señala en literales distintos. Por ejemplo, las líneas de transmisión se listan en la letra b), mientras que las centrales de generación se listan en la c), por lo que su ingreso independiente no es sancionado como “fraccionamiento indebido”, que el articulado castiga, y que se orienta principalmente a evitar que proyectos de envergadura ingresen al SEIA como varios proyectos menores.

Recogiendo además la preocupación por evaluar los efectos acumulativos en los ecosistemas de las distintas dimensiones de un proyecto, se aprobó una norma que exige que las líneas de base de deban incorporar los efectos de las iniciativas aprobadas, aún cuando la construcción de éstas no haya comenzado. Esta exigencia debiera ser capaz de cubrir en parte la aprensión derivada de la falta de unicidad, si bien no será capaz de dar cuenta de proyectos que entran en simultáneo o con un desfase insuficiente para que uno de ellos resulte aprobado antes del ingreso del siguiente.

Sin embargo, esta parte del acuerdo estuvo a punto de fracasar el día previo, cuando llegó el momento de votar una indicación del Senador Alejandro Navarro que fusionaba las centrales de generación y las líneas de transmisión en un solo literal. La comisión estaba compuesta por cinco senadores: tres de ellos firmantes del acuerdo político y dos opositores a éste (uno de ellos el propio Navarro), por lo que ello bastaba para dar una tramitación expedita y sin contratiempos. Sin embargo, uno de los tres firmantes del acuerdo decidió apoyar esta indicación particular, poniendo en entredicho lo acordado. La comisión tuvo que ser suspendida para salvar el acuerdo. Sólo el día posterior, luego de una última ronda de negociaciones, se logró el tercer voto de rechazo.

De la misma manera, el acuerdo político permitió rechazar en forma sumaria numerosas indicaciones de los senadores Navarro y Girardi, muchas de las cuales habrían implicado serios escollos para los nuevos proyectos de inversión.

Link a la tramitación del proyecto

En este link es posible descargar todos los documentos asociados a la tramitación del Proyecto de Ley, incluyendo los informes de las comisiones de Medio Ambiente del Senado y de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados.


Por Joaquin Barañao, cofundador y editor de Central Energía.


Categories: Institucionalidad
  1. Renato Valdivia
    14/11/09 a las 12:24 | #1

    El congreso nacional aprobó el proyecto de ley que crea el Ministerio del Medio Ambiente y reforma la institucionalidad ambiental chilena. Con esto, el texto quedó ne condiciones de ser promulgado.

  1. Sin trackbacks aún.